Los sentimientos de Miyoko en Asagaya

Reseña de Los sentimientos de Miyoko en Asagaya

sentimientos miyoko en asagaya

Acabo de terminar de leer Los sentimientos de Miyoko en Asagaya y el efecto que me ha producido ha sido demasiado intenso y turbador. Pocos autores han conseguido evocar de una manera tan cruda la tristeza, la ansiedad, el vacío que, en ocasiones, siente el hombre.

Y lo hace a través de historias de lo más cotidianas, pero encontrando un estilo tan personal, en las palabras y el las imágenes, que nos ofrece una obra única en su género.

Y es que si los diálogos, llenos de frases cortas, que a veces suenan raras, pero que son tal cual se expresaría alguien en esas circunstancias son excelentes, el dibujo, pese a la falta de calidad “académica” consigue transmitir esa intensa melancolía. Además de la enfermedad mental, o el desequilibro que el protagonista va sufriendo a medida que se hace mayor.

Un protagonista que es el propio SHIN’ICHI ABE y que, a través de historias cortas, publicadas a los largo de los años y en diferentes revistas, nos cuenta su vida, con una franqueza inusitada, y su relación, siempre complicada, con su esposa Miyoko que da título al volumen, y con algunos de sus amigos y familiares.

Soledad, alcohol, sexo, miseria, son temas abordados en las páginas de este tomo que, además, cuenta con otra innovación importante: dos de las historias están contadas desde el punto de vista de Miyoko, lo que supone una forma distinta de abordar el «manga del yo» del que este autor es uno de los máximos exponentes.

Por cierto, la vida de SHIN’ICHI ABE es realmente interesante, así que las notas finales que acompañan al libro sobre su biografía tampoco tienen desperdicio.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *