Batman: La Dinastía del Caballero Oscuro y Batman: Scratch

0
610

Reseñas de Batman: La Dinastía del Caballero Oscuro y Batman: Scratch

batman scratch

Batman: Scratch

El mítico autor Sam Kieth (The Maxx) vuelve a hacerse cargo de Batman, personaje con el que ya trabajó en títulos como Asilo Arkham o Batman: Secretos.

En este caso, Batman es un personaje secundario, una mera excusa para que Kieth nos cuente la historia que le interesa, la de un chaval que en plena pubertad comienza a notar mutaciones, y se convierte en lo que parece un hombre lobo. Lleno de dudas, el chaval escapa y termina acogido por una extraña mujer al cargo de dos pequeños niños con malformaciones. Esta le pondrá al tanto de los secretos que que ocultan ese pequeño pueblo, mientras tendrá que defenderse de una turba enloquecida que busca a una pequeña niña desaparecida y les culpa a ellos.

Al final, Batman se verá envuelto en la situación, tratando de salvarla.

Una historia loca, al estilo Kieth, que nos permitirá disfrutar de sus pequeñas excentricidades en el guión y de su espectacular arte y peculiar estilo de dibujo.

 

Batman: La Dinastía del caballero Oscuro

Hablamos ahora de un tomo enmarcado dentro de la Colección Otros Mundos. Escrito por Mike W. Barr y con dibujos de Scott Hampton, Gary Frank y Scott Mc Daniel, el tomo está dividido en tres historias que se desarrollan a lo largo de tres milenios pero con un nexo de unión común, el villano conocido como Vandal Savage.

Las historias están protagonizadas por 3 encarnaciones distintas de Batman. La primera es un caballero templario y la acción sucede en el año 1222 D.C. Será la primera vez que un pariente de los Wayne se enfunde el disfraz y se las tenga que ver con Savage.

La segunda se desarrolla en la «actualidad» y un Batman más parecido a la encarnación que todos conocemos deberá tratar de parar los locos planes del villano inmortal.

En la tercera y última parte, titulada Futuro Oscuro, ambientada en el año 2.500 D.C una descendiente de los Wayne es la que decide tomar el manto y poner punto y final al enemigo eterno de la familia, en un mundo donde humanos y primates conviven, aunque no en perfecta armonía.

Una historia entretenida, original, que se lee con interés, y que nos muestra, como siempre sucede en Otros Mundos, distintas posibilidades para héroes que conocemos de toda la vida.

Deja un comentario