Entrevista a Juarma

Entrevista a Juarma

JUARMA, VIÑETAS COMO PATADAS EN LA ESPINILLA.

De nuestro corresponsal, Gustavín Vadillo.

 

Entrevista a Juarma

 

El crítico-reseñista del TMEO, Gustavín Vadillo, experto en tebeo subterráneo y mordaz entrevistador, somete a Juarma a un tercer grado variopinto, desde influencias y afluentes a hipótesis sobre un hipotético viaje interplanetario. No se esperen una entrevista al uso ni llena de topicazos.

En Abrázame hasta que esta vida deje de dar puto asco (Autsaider Cómics), Juarma retrata con tinta envenenada una sociedad enferma y adormecida a la que ya casi nos hemos acostumbrado. Material inédito y algunas viñetas exhibidas en redes conforman este coqueto librito de cuidada presentación, marca de la casa.

 

– Uno de los fanzines por los que yo te conocí fueron el GATO NEGRO, GATO BLANCO, unos A5 grapados en los que te dedicabas a entrevistar a peña del cómic con los que presupongo te unían algunas cosas como Davin, Azagra, Carol Galais, etc. ¿Conservas la relación? De retomar ese fanzine ¿a quién entrevistarías ahora?
En 20 años y pico he hecho dos amigos dibujantes: Davín y José Tomás. Relaciones con otros no tengo muchas. Respeto mucho a algunos, como Azagra, Guillermo o El Bute. Me gusta mucho Ana Galvañ. Irene Márquez me parece la hostia … Pero en general, la gente que dibuja no son los amigos que quisiera tener. Después de ese fanzine he seguido charlando con gente que descubro y me gusta. Por ejemplo, hace poco encontré a Demon, un ídolo de mi juventud y tuvimos una conversación entretenida.

 

Entrevista a Juarma - Fanzine Gato Negro

 

 

-Sé por tus tebeos que eres un gran devoto de Mortadelo y Filemón. Hace tiempo hubo una polémica en redes porque gente del tebeo pedían que le dieran el premio Príncipe de Asturias y otros decían que no, que siempre curró con “negros” y eso jamás debería estar reconocido con un galardón. ¿En qué lado te posicionas?
En el de que ojalá quedasen todos en un descampado y se abriesen la cabeza con palos unos a otros.

 

-Estudiaste Filología Hispánica ¿Te sirvió algo de lo estudiado en esa carrera para aplicarlo en tu posterior vida creativa? Cuéntanos un poco como fue tu experiencia universitaria, anda.
No aprendí nada en la carrera que me sirviera después. En esa época te memorizabas lo que dictaba alguien medio imbécil de sus folios amarillentos y ya está. De últimas no iba ni a clase, me pasaban los apuntes, me los metía en la cabeza dos o tres días antes y cuando iba al examen no sabía ni la cara que tenía el profesor. Para mí acabar ahí fue espantoso. Me costó mucho esfuerzo y sacrificio terminarla, sobre todo por no tener un puto duro. Hice dos o tres amigos en cuatro años y lo que más recuerdo es comer spaguetis y pagar deudas cuando me daban la puta beca en junio. Acabé ahí porque estaba en la vendimia en Francia cuando tocaba echar la matrícula y un amigo que se matriculó en geografía me inscribió en la cuarta o quinta opción de lo que pretendía estudiar.

 

El orgullo de ser nazi

 

 -Creo que tu primer recopilatorio a un nivel una miaja más ambicioso fue EL ORGULLO DE SER NAZI (Cretino ed.) y compartido con Chos ¿Sabes que fue de Chos? También era bueno que te cagas ¿Volverías a compartir publicación con él?
No tengo ni idea. No volvería a compartir tebeo con nadie. Solo con Jose Tomás.

– El título de la recopilación de Autsaider es ABRÁZAME HASTA QUE ESTA VIDA DEJE DE DAR PUTO ASCO, ¿sabías que Eskroto, el cantante de los Tijuana in Blue, le dijo al cantante de Dr Deseo unas horas antes de morir “Abrázame, y no me digas nada”? ¿Eras consciente de esta serendipia? ¿Por qué le pusiste ese título?
Claro. Aunque la frase surgió como una tontería de esas que se ponen en twitter. En la playlist del tebeo he metido esa canción, que me parece preciosa. El título se puso a última hora tras debatir con Ata. En principio se titulaba Poemas de la casa cuartel. Luego, Maldad positiva. Este al final ha quedado bien y me gusta.

 

Tijuana in blue

 

-En tu tebeo hay un elevado porcentaje de viñetas en las que aparece el universo. De pillarte un ave Tierra-Marte para el 2035 ¿Qué sería lo primero que harías al pisar el planeta rojo?
Quemar el medio de transporte en el que llegué.

 -Oye, en muchas de tus entrevistas hablas de que has currado recolectando uvas, cerezas y olivas según la temporada ¿Puedes explicarnos un poco más detalladamente cómo es este laburo?  Una persona como yo, que sólo ha currado cuando le ha tocado ser vocal en mesa electoral ¿Le ves capacitado para ganarse unos pavillos extra en el agro?
Me suelen preguntar esas cosas. A los periodistas les parece extraño lo de buscarte la vida como sea y seguir haciendo cosas “artísticas” porque lo necesitas y todo lo enfocan ahí.  Es un tema que me cansa un poco.

Depende de la faena que sea. En la aceituna se trabaja de una forma, en la cereza de otra, y así sucesivamente. Capacitados estamos todos, pero a estas edades si nunca has trabajado en el campo y te meten en un balate a recoger aceituna, es probable que escupas el hígado por la boca antes de la hora del almuerzo. A mí lo que más me gusta es trabajar en el campo. Si te dieran de alta siempre, no te engañasen tanto y hubiese inspecciones de trabajo, estaría ahí sin dudarlo, porque es donde más cómodo me siento.

 -Tengo cierta ojeriza a la editorial de “Al final siempre ganan los monstruos”. No por su criterio, que me parece excelso, sino porque me dan un rollo pijo que no me mola nada. ¿Qué tal el trato con ellos?
No tengo quejas con Blackie Books. Han apostado por mí y han confiado en lo que hago y estoy muy agradecido por ello. Les gustó el libro y apostaron por él, sin prejuicios, sin importarles quién era ni de dónde había salido y para mí eso vale mucho. Si ellos no lo hubiesen sacado el libro se habría perdido. He conocido gente más pija y más elitista en otras partes.

 -Creo que una de las proezas más loables del mundo del tebeo patrio, mejor que ganar un premio del tebeo incluso, es lo que te ocurrió con el antiguo futbolista del Granada: Allan Nyom. Para el que no lo sepa, puedes contarles un poco el movidote.
Dibujé una tontería contando algo que escuchaba a menudo en discotecas. Antes subía las cosas a un blog (Viva Rumanía) y mucho tiempo después se ve que el tío se buscó a sí mismo en google, dio con la página, la compartió en redes y la prensa local de Granada empezó a buscarme. Yo estaba trabajando en la aceituna y el teléfono no paraba de sonar. Luego nos hicieron un reportaje juntos, me invitaron al Nuevo Los Cármenes y fue muy divertido todo. Una gran persona Nyom. Le admiro y respeto mucho.

 

GRANADA FUTBOL COMIC

 

 -Hoy en radio3 sonaban los Califato 3/4, ¿de verdad son tan buenos? Con otras recomendaciones musicales tuyas, como los Moles, fueron descubrimientos para mí con los que coincidí plenamente, pero con estos me he quedado tibio. ¿Por qué te molan?
La primera vez que los escuché le escribí a mi amigo Álvaro un wasap diciéndole que escuchase una canción de ellos, porque sonaba y te trasmitía las mismas sensaciones que estar fumando porros en la puerta de un Pub en la calle San Matías mientras pasa una procesión de Semana Santa. Me gustan porque conecto con las canciones. Algo parecido me pasó de chaval con Los Moles.

-Pregunta cliché habemus: Cuéntanos próximos proyectos futuros.
Si sale bien lo del libro y puedo permitírmelo, me gustaría publicar una novela que se llama Punki, que ya está escrita. Y si Punki sale alguna vez y la gente responde, me gustaría publicar otra titulada Poética de la autodestrucción.

No sé ni qué voy a hacer mañana y no puedo permitirme pensar mucho en proyectos futuros.

Cómpralo en Todostuslibros.com

o en Amazon

Deja un comentario