Novedades

Novedades La Cúpula Diciembre 2017

Novedades La Cúpula Diciembre 2017

big baby

Big Baby, de Charles Burns

El niño grande de Charles Burns se llama Tony. Está dotado de una imaginación hiperactiva, tiene miedo a la oscuridad y vive a medio camino entre la luminosa vivienda de una familia de clase media y los oscuros rincones de su calenturienta mente. Los cómics de terror, los monstruos del cine de serie B, las pesadillas de la carne y la paranoia campan a sus anchas por un universo donde el mundo de lo sobrenatural se funde con el de lo cotidiano de modo tal que resulta difícil decidir cuál de los dos es más siniestro.

 

American Splendor

American Splendor. Los cómics de Bob y Harv, de Harvey Pekar y Robert Crumb

Instalado en algún lugar entre la abulia y la compulsión, Harvey Pekar se puso un día a escribir pequeños guiones y convenció a varios artistas para que les pusieran dibujos. El resultado fue American Splendor, una serie de historietas mundanas donde las neurosis del día a día operaban como vehículo hacia la lucidez. Robert Crumb fue uno de aquellos artistas, tal vez el más notable, que con su dibujo amplificaron la voz del poeta de Cleveland.

Harvey Pekar nació en Cleveland en 1939 y entregó la mayor parte de su vida a un anodino trabajo de oficina. Para redondear ingresos escribió críticas de jazz y trapicheó con discos antiguos, una afición que en los años sesenta le llevó a conocer a Robert Crumb, el creador de personajes como el gato Fritz o Mr. Natural y primer representante, por aquel entonces, de un nuevo modelo de agitación que se daría en llamar comix underground. Fascinado por el lenguaje de la historieta, Pekar se lanzó a garabatear pequeños guiones basados en su existencia miserable que Crumb, entre otros autores, aceptaría ir dibujando.

Esta antología recoge la totalidad de las páginas que Robert Crumb dibujó para American Splendor y supone una de las contadas ocasiones en que el artista de Filadelfia accedió a dibujar guiones ajenos. Piezas cortas escritas por su amigo Harvey Pekar, que en cada una de ellas se manifiesta como un observador prodigioso de su entorno, el Cleveland peatonal, la vida en marcha. Harv y Bob trabajaron estas historietas con una generosidad inesperada, obsequiando cada uno su clarividencia y su fuerte personalidad a las necesidades expresivas del otro. El beneficiario, en última instancia, es un tercero: el lector. Auténtico cómic de proximidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *