Novedades

Novedades Sapristi: Los Cuadernos de Esther, de Riad Sattouf

LOS CUADERNOS DE ESTHER

Historias de mis 10 años

Riad Sattouf

LA VIOLENCIA EN LAS AULAS, EL MOBBING, LA FAMILIA, EL RACISMO, LA SOCIEDAD FRANCESA VISTA POR ESTHER, UNA NIÑA DE 10 AÑOS

«Riad Sattouf es el francotirador de lo cotidiano.» Comixtrip

Riad Sattouf (París, 1978) es uno de los grandes autores de novela gráfica francesa. Aclamado internacionalmente por su serie superventas El árabe del futuro (los 2 primeros números han vendido 700.000 ejemplares en Francia y se han traducido a 17 idiomas), ha sido galardonado en dos ocasiones con el Fauve d’Or Prize del Festival de Cómic de Angouleme (en 2010 y en 2015). Entre 2004 y 2014 colaboró con Charlie Hebdo con la tira La vida secreta de los jóvenes. Ha colaborado también con Télerama y con Le Nouvel Observateur.

Sinopsis:

Esther tiene 10 años, ojos grandes y un flequillo coqueto. A punto de empezar 4º de Primaria en su escuela de París, se pregunta a diario por miles de cuestiones que le preocupan a una niña de su edad: la amistad, el embarazo de su madre, los ataques terroristas, los jerséis de cuello alto, las enfermedades.

Basado en las historias reales contadas por la hija de un amigo del autor, Los cuadernos de Esther es un ambicioso proyecto que consiste en 8 volúmenes que se publicarán anualmente durante 8 años. El primero – el que nos ocupa – empieza cuando Esther tiene 10 años y el último acabará cuando tenga 18. En la línea del film americano Boyhood, se cubre un espectro importantísimo de la vida de una persona, y a través de ella observamos los cambios que sufre Esther y la sociedad en la que vive, lo que le cuenta a sus padres y lo que no, sus amigos, sus miedos, sus ídolos; convirtiendo cada volumen en un retrato de su crecimiento casi en tiempo real, un viaje desde que es niña hasta la adulta en que se convertirá. Con una mirada tan afilada como su nariz, el lector descubre cómo los preadolescentes franceses, atiborrados de cultura pop y equipados con todo tipo de tecnología, ven el mundo desde su patio de recreo.

A su manera discreta, Riad arroja luz sobre la pobreza cultural, la realidad de ser niña (en el campamento Esther deja de ponerse falda porque los niños se burlan de ella e intentan «tocarle por debajo»), sus condicionamientos (como cuando Esther se imagina su futuro como famosa), los falsos valores, la crueldad gratuita, la influencia de la telerrealidad, el poder de las masas, las dificultades de los docentes para interesar a los alumnos… Tras la atractiva pintura de una niña simpática y espabilada se esconde un retrato terriblemente cruel de nuestra época pintado por la mano de un observador superdotado.

Leave a Reply