Novedades

100 pelis para ver y darle al coco

100 PELIS PARA VER Y DARLE AL COCO,

Ilustraciones: JUAN DÍAZ-FAES. Letras: Borja Crespo. Edita: Yorokobu, 2018.

[Nota de prensa]

“100 pelis para ver y darle al coco” es la excusa para que Juan Díaz-Faes nos alucine con su arte. 100 películas para peques (y no tan peques). Por cada una de ellas, un pasatiempo que invita a pensar. Además, las páginas también se pueden colorear.

Los pasatiempos están acompañados de breves textos escritos por Borja Crespo que sintetizan el argumento de la película para que los adultos recuerden qué sintieron al verla o encuentren la mejor manera de contar la historia a los más pequeños.

“100 pelis para ver y darle al coco” homenajea ese cine familiar con el que crecimos para que no dejemos de hacerlo y para que ahora otros también crezcan con él.

VER Y PENSAR, PINTAR Y COLOREAR

“100 pelis para ver y darle al coco” reúne una selección de títulos indispensables que han marcado a generaciones, un centenar de películas ideales para el público infantil, entrañables e impagables. En la lista hay filmes para toda la familia, algunos a reivindicar, todos ellos símbolo de una infancia por la que siempre apetece volver a pasear. Viajar en el tiempo, recordar y volver a vivir, o simplemente descubrir. Una guía ágil y amena donde hay nostalgia, amor, diversión, reflexión, evasión y cine, mucho cine. De “Mary Poppins” a “La bruja novata” o la saga Harry Potter, pasando por rarezas como “Se nos ha perdido un dinosaurio” o “El gato que vino del espacio”. No faltan iconos como Drácula, Frankenstein, los Ewoks, los CazafantasmasWillow, los Gremlins y tantos compañeros de fatiga de la gran pantalla.

100 pelis para peques, 100 pasatiempos que implican darle al coco, ilustrados por Juan Díaz-Faes con textos de Borja Crespo, dos niños grandes. Las páginas sirven para jugar y colorear. Para reír, además de pensar. Dibujar es un placer. Ver y leer también. Un mundo increíble de posibilidades. Un regalo estupendo para disfrutar en compañía, para que los adultos recuerden y los más pequeños descubran.

El cine forma parte de nuestra educación sentimental. Revivir filmes de antaño a través de la mirada de los niños aporta una nueva visión y ayuda a rememorar y aprender.

En “100 pelis para ver y darle al coco” hay títulos evidentes que no podían faltar, pero también películas a reivindicar, más difíciles de encontrar, que marcaron a generaciones.

Novedades

Flan con Napalm, de Borja Crespo

flan con napalm

«La cultura está herida, pero nunca morirá: siempre existirá, mal que les pese a muchos, el bendito amor al arte. O maldito, según se mire»

Tras la publicación de USTED NO ES UNA PERSONA NORMAL y CONTIGO NUNCA llega FLAN CON NAPALM, una selección de columnas firmadas por el agitador de neuronas Borja Crespo para la revista “Cactus” que ha ilustrado la artista visual Raquel Meyers. El resultado es un alegato a favor del criterio personal, en contra del actual apocalipsis cultural, en defensa de la libertad de pensamiento. Una patada al absurdo que nos embriaga, devorándonos a golpe de selfie. No todo está perdido, siempre quedará reírnos de todo y de todos. No abandonemos la esperanza.

“FLAN CON NAPALM es una bomba a punto de explotar, una recopilación de textos incendiarios dispuestos a dinamitar la mente del lector perpetrados por el inefable e inconfundible Borja Crespo. Un artefacto subversivo con ilustraciones de Raquel Meyers, una artista del pixel que combina dos tecnologías obsoletas y olvidadas para dar lugar a una obra hipnótica. Sus fascinantes imágenes de colores chillones con abundancia de emojis, pantallas y mala leche plasman a la perfección las palabras de Crespo. En estos tiempos de alta definición y 4K, jamás unas ilustraciones a tan baja resolución fueron capaces de expresar tanto”.

 

Novedades

100 pelis para ver y darle al coco

100 PELIS PARA VER Y DARLE AL COCO,

Ilustraciones: JUAN DÍAZ-FAES. Letras: Borja Crespo. Edita: Yorokobu, 2018.

“100 pelis para ver y darle al coco” es la excusa para que Juan Díaz-Faes nos alucine con su arte. 100 películas para peques (y no tan peques). Por cada una de ellas, un pasatiempo que invita a pensar. Además, las páginas también se pueden colorear.

Los pasatiempos están acompañados de breves textos escritos por Borja Crespo que sintetizan el argumento de la película para que los adultos recuerden qué sintieron al verla o encuentren la mejor manera de contar la historia a los más pequeños.

100 pelis ver coco borja crespo

“100 pelis para ver y darle al coco” homenajea ese cine familiar con el que crecimos para que no dejemos de hacerlo y para que ahora otros también crezcan con él.

 

VER Y PENSAR, PINTAR Y COLOREAR

“100 pelis para ver y darle al coco” reúne una selección de títulos indispensables que han marcado a generaciones, un centenar de películas ideales para el público infantil, entrañables e impagables. En la lista hay filmes para toda la familia, algunos a reivindicar, todos ellos símbolo de una infancia por la que siempre apetece volver a pasear. Viajar en el tiempo, recordar y volver a vivir, o simplemente descubrir. Una guía ágil y amena donde hay nostalgia, amor, diversión, reflexión, evasión y cine, mucho cine. De “Mary Poppins” a “La bruja novata” o la saga Harry Potter, pasando por rarezas como “Se nos ha perdido un dinosaurio”“El gato que vino del espacio”. No faltan iconos como Drácula, Frankenstein, los Ewoks, los Cazafantasmas, Willow, los Gremlins y tantos compañeros de fatiga de la gran pantalla.

100 pelis para peques, 100 pasatiempos que implican darle al coco, ilustrados por Juan Díaz-Faes con textos de Borja Crespo, dos niños grandes. Las páginas sirven para jugar y colorear. Para reír, además de pensar. Dibujar es un placer. Ver y leer también. Un mundo increíble de posibilidades. Un regalo estupendo para disfrutar en compañía, para que los adultos recuerden y los más pequeños descubran.

El cine forma parte de nuestra educación sentimental. Revivir filmes de antaño a través de la mirada de los niños aporta una nueva visión y ayuda a rememorar y aprender.

En “100 pelis para ver y darle al coco” hay títulos evidentes que no podían faltar, pero también películas a reivindicar, más difíciles de encontrar, que marcaron a generaciones.

JUAN DÍAZ-FAES (dibujante)

Juan Díaz-Faes nace en Oviedo en 1982. Trabaja como ilustrador desde 2010 y termina un doctorado en el Proceso Creativo. Licenciado en Bellas Artes en 2005 en la facultad de Salamanca, su trabajo como ilustrador tiende a tener un gran peso gráfico y narrativo. Gráfico por su interés en carteles y publicidad; y narrativo por los años en los que trabajó como un operador de cámara y dibujante de cómic, siendo nominado autor revelación en el Salón de Cómic de Barcelona 2013. Periódicamente colabora con revistas como “Yorokobu” o “Ling” (Vueling). También ha trabajado como profesor de creatividad e ilustración en el IED de Madrid. Es profesor de ilustración y patrones en Domestika. Fue uno de los miembros de la editorial de cómic Ultrarradio, donde publicó su primera historia individual, “Leónido Lemmy”. Colaboró previamente con Borja Crespo en “Cortocuentos 2”. Ha realizado diversas investigaciones para la UCM y la UAM sobre la creatividad, el proceso creativo y su relación con la calidad de vida.

En 2012 publicó en Astiberri “Éxito para perdedores”, con guión de David Cantolla. Dibuja, come y ríe a partes iguales. Si deja de hacer cosas, se aburre.

 

BORJA CRESPO (escritor)

Licenciado en Bellas Artes, Borja Crespo (Bilbao, 1971) ha realizado varios cortometrajes, entre ellos “Snuff 2000”, basado en el cómic homónimo del dibujante M. A. Martín. Su primer largometraje, “Neuroworld” (2014), reincide en el universo del autor leonés. Ha dirigido videoclips, spots y eventos varios, entre ellos el Salón del Cómic de Getxo (desde 2002). Actualmente es responsable de Tracking Bilbao. Escribe asiduamente en diversos medios sobre cine, cómic y tendencias, y ha firmado varios libros especializados. Fue nominado al premio de la divulgación de la historieta del Salón de Cómic de Barcelona. Como dibujante ha publicado “Tales from the Splatter Family”, “Comic Horror Freak Show”, “El cielo más alto”, “Devuélveme mi secreto” y “Contigo nunca”, además de colaborar en revistas como La Comictiva, Tos, Dos Veces Breve o Rolling Stone, entre otras publicaciones. En los años 90 capitaneó la editorial independiente Subterfuge Comix, donde publicó a Chema García, entre otros autores. Entre ambos surgió una amistad que derivó en los dos tomos de “Cortocuentos”, editados por Astiberri. También dirige y presenta el programa radiofónico La hora Caníbal, donde entrevista a creadores visuales.

 

Reseñas

Contigo nunca, de Borja Crespo (Reseña)

Contigo nunca borja crespo
Contigo nunca, de Borja Crespo

Libros de Autoengaño publica esta recopilación de dos cómics de Borja Crespo y un fanzine en colaboración con Klari Moreno.

 

Borja Crespo es un hombre todo terreno, quizás su faceta más conocida sea la de gestor cultural, pero lo cierto es que organiza eventos comiqueros, ha sido editor, es crítico de cine, así como director… En fin, como a él mismo le gusta definirse, es agitador cultural.

Pero no podemos olvidar que es también autor de cómic. Sus obras más conocidas son probablemente los dos volúmenes de Cortocuentos, realizados como guionista y en colaboración con Chema García y otros ilustres dibujantes.

Sin embargo, antes de eso, Borja publicó 2 pequeños comic books que pasaron más desapercibidos y que son los que hoy se recopilan en este tomo junto con un fanzine realizado para la ocasión con Klari Moreno ilustrando los textos de Crespo (además de algunas otras ilustraciones o historietas publicadas en otras publicaciones).Contigo nunca borja crespo

Aquellos dos tebeitos se llamaban «El cielo más alto» (que tuve el placer de editar) y «Devuélveme mi secreto» y nos mostraban a un autor muy lejos de la imagen que le relacionaba con la línea tremenda de sus tiempos como editor en Subterfuge, un autor sensible, con un estilo muy personal.
Esto es lo que ya comenté en su momento: “Con un personalísimo estilo gráfico, y unas historias cortas es capaz de llegarnos directamente al corazón, sin zarandajas, si aderezos, sin necesidad de excusarse en traumas, inicios, nudos y desenlaces, etc. Es poesía en estado puro, que emociona, conmueve, a veces desgarra. Y para eso hay que tener mucho talento”

 

En definitiva, un tomo necesario, para conocer a su autor, y para disfrutar de buenas historias llenas de sentimiento.