Reseñas

10 RAZONES POR LAS QUE MOLA COWBOY HENK (por Gustavín Vadillo)

En el convulso mundo de las publicaciones independientes, cuyas tiradas son más bien tirando a escuetas, pocos tebeos tienen el lujo de permitirse una segunda edición. En la editorial Autsaider cómics solo 2 tebeos de su catálogo tienen el orgullo de presumir de mostrarse al gran público en segundas nupcias.  Ambos frutos de la cosecha del 2014, ¡qué buen año!, estos son: Nosotros Llegamos Primero de Furillo y Cowboy Henk de Herr Seele y Kamagurka. Sendas piedras rosetta del underground contemporáneo  y ambos manuales de estilo del buen autsaiderista. Pues bien, voy a hablarles de esta última: Cowboy Henk. Premio del  Patrimonio de del Salón del cómic Angouleme en, ¡otra vez!, 2014. ¿Qué cojones tiene este vaquerito con tupé en forma de pera para que mole tanto? Os lo diré en 10 puntos.

Cowboy Henk mola porque:

  • Es un profeta del cagar. Pocos placeres hay en la vida mayores que el plantar un buen pino, él lo sabe y nunca pierde la ocasión en recordárnoslo.

  • Es un bromista cum laude.

  • En sus relaciones, usa (casi siempre) métodos anticonceptivos.

  • Le da lo mismo carne que pescado.

  • Ha sido vaquero, periodista, deportista, artista, peluquero…¡incluso torero!

  • Tiene unos coleguis supermolones.

  • Tiene un escroto monedero donde, a veces, guarda su pene.

  • No tiene maldad y como ente puro, se la suda el-que-dirán.

  • Tiene un culo muy

 

  • No siempre es bueno, pero cuando es bueno, es MUY bueno. (y ojo, que no lo digo yo, lo dice Umberto Eco)

Leave a Reply