champignac unos atomos de carbono

Champignac. Unos átomos de carbono: la aventura más triste del conde

Si eres fan de Spirou y Fantasio, seguramente conocerás al conde de Champignac, el genial y excéntrico científico que les acompaña en muchas de sus peripecias. Pero ¿sabías que este personaje tiene su propia serie de cómics, donde se revelan sus orígenes y sus increíbles descubrimientos? Se trata de Champignac, una colección publicada por Nuevo Nueve, que nos muestra la vida y obra de este sabio, desde su juventud hasta su madurez, pasando por los acontecimientos más relevantes del siglo XX.

Después de «El Paciente A» y «Enigma», en el tercer volumen de la serie, titulado “Unos átomos de carbono”, nos trasladamos al otoño de 1951, cuando una mujer americana un poco excéntrica llega al castillo de Champignac. Se trata de Margaret Sanger, una pionera en planificación familiar que se ha enterado de la investigación de Pacome (el nombre de pila del conde) sobre la anticoncepción. El conde decide acompañarla a Boston para encontrarse con los responsables de un laboratorio capaz de desarrollar esta píldora milagrosa. Pero a los dos pioneros de la ciencia les esperan muchos obstáculos, tanto científicos como sociales, en una época marcada por el puritanismo y la guerra fría.

Así pues, como en los anteriores volúmenes, la serie nos presenta una aventura que combina la ciencia, la historia y la ficción. Pero no se trata de una aventura cualquiera, sino de la más oscura y triste en la vida del conde de Champignac. En este capítulo, los autores cambian el tono de la obra y tratan un tema controvertido pero de forma muy directa: el control de la natalidad y la libertad sexual. El conde se enfrenta a la oposición de la Iglesia, de la CIA, de los comunistas y de los nazis, que quieren impedir o aprovechar su descubrimiento. El cómic no pierde la parte de aventura, pero sí adquiere una mayor profundidad y dramatismo.

Champignac 3

La aventura de la píldora anticonceptiva

El guion de este cómic corre a cargo de Béka, el seudónimo de Bertrand Escaich y Caroline Roque, un dúo de autores franceses. Su estilo se caracteriza por el humor, la ironía y la sensibilidad, así como por el rigor histórico y documental. En este caso, han sabido crear una trama que mezcla la ficción con la realidad, basándose en hechos y personajes reales, como la propia Margaret Sanger, que fue una activista por los derechos de las mujeres y la educación sexual, o los doctores Gregory Pincus y John Rock, que fueron los creadores de la primera píldora anticonceptiva.

El dibujo es obra de David Etien, un artista francés que se formó en la escuela de Gobelins y que ha participado en el filme Persépolis. Su estilo es dinámico, expresivo y detallado, con un trazo limpio y una paleta de colores vivos. Su influencia más evidente es la de Régis Loisel, con quien ha colaborado en la serie «La quête de l’oiseau du temps». Etien ha sabido recrear el ambiente de la época, tanto en los escenarios como en los vestuarios y los objetos, así como darle personalidad y carisma a los personajes, especialmente al conde de Champignac, al que dota de una gran expresividad y gestualidad.

Champignan Unos atomos de carbono

Champignac, un secundario que merece su protagonismo

Champignac es una serie que rinde homenaje al universo de Spirou y Fantasio, creado por Rob-Vel en 1938 y continuado por otros autores como Franquin, Fournier, Tome y Janry, o Morvan y Munuera. El conde de Champignac apareció por primera vez en el álbum “Hay un brujo en Champignac”, de Franquin, que fue la primera historia larga de Spirou. Desde entonces se convirtió en un personaje recurrente y querido por los lectores. En esta serie, Béka y Etien le dan el protagonismo que se merece, y le hacen vivir aventuras que están relacionadas con sus inventos y sus experimentos, como el champiñón que produce el gas que hace hablar a los animales, o el zorglonde, una onda que permite controlar la mente.

Pero más allá de la diversión y el entretenimiento, Champignac es también una serie que reivindica el papel de la ciencia y de los científicos en la historia y en la sociedad. A través de las peripecias del conde y de sus colaboradores, se abordan temas como la ética, la responsabilidad, el progreso, la libertad, la igualdad o la tolerancia. En este sentido, el cómic plantea cuestiones que siguen siendo actuales y relevantes, como el derecho a decidir sobre el propio cuerpo, la lucha contra el machismo y el fanatismo, o la defensa de la paz y la convivencia.

Cómpralo en Todostuslibros.com, tu librería favorita o en

Amazon

champignac unos atomos de carbono

Publicado

en

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *