Melody Diario de una stripper

Melody. Diario de una stripper.

Comienzan a aparecer los primeros candidatos a mejores cómics del año. Ha tardado más de 30 años en publicarse en España, pero Autsaider Comics ha pagado esta deuda con la sociedad y ha publicado el primer trabajo de Sylvie Rancourt, pionera del cómic autobiográfico y la primera mujer en autoeditarse en Canadá.

Desde luego, la historia es curiosa. Que la gente dibuje cómics para pasar el rato o como válvula de escape, no es del todo habitual. Pero cuando lo hace una stripper y lo hace contando dibujar su vida en cómic, es verdaderamente insólito. Pero ya que los fotocopie y los venda entre los propios clientes de los garitos, entre baile y baile, mesa por mesa, ya es de premio. De hecho, cuenta Jaques Bovin, su «descubridor», que en la puerta del local en el que Rancourt trabajaba, había un postercito publicitario en el que se anunciaba la venta de «Melody», dibujado por una de las bailarinas del garito.
Entre los parroquianos fue recibido exageradamente bien. Lógico por otro lado, se veían retratados, salían las otras bailarinas, el jefe chungo del local, el cascarabias del portero, se enteraban de los entresijos del negocio… ya además era entretenidísimo. Las primeras 500 copias, volaron en apenas unos días.
Animada por el éxito, siguió publicando estos fanzines, hasta que contactó con una distribuidora de nivel nacional. Esta le pidió que le diera un toque más profesional a la publicación, y la Rancourt no se lo pensó. Con la ayuda de Bovin, preparó los fotolitos para poder hacer la portada en color y así entrar en «el mercado».
Así, un día los kioscos de Canadá pusieron a la venta un cómic alternativo, biográfico, y sobre una stripper. Lo dicho, una historia rocambolesca sobre la que podéis aprender más en el prólogo del mismísimo Chris Ware o en el epílogo de Bernard Joubert.

Syvie Rancourt

Una vida de película

Centrándonos en el comic en sí, el tomo publicado por los Autsaiders incluye los 7 primeros comics que la bailarina escribió y dibujó. Tan solo salieron a la venta en su día los 6 primeros, el séptimo por diferentes complicaciones logísticas, nunca vio la luz como tebeito independiente.

La historia arranca cuando, recién mudados a la ciudad, el bandarra de Nick, su novio, le propone a Melody (alter ego de la autora) que, para ir tirando, se ponga a bailar en un club «hasta que él consiga trabajo». La chica no se lo piensa mucho y, aunque tímida, acude al local del anuncio y supera la prueba sin tener que tirarse al jefe. Lo cual ya es un logro en sí mismo, viendo el rollo que lleva el pájaro en cuestión. Al día siguiente ya está trabajando sin tener mucha idea de dónde se ha metido.

Poco a poco irá conociendo a sus compañeras de trabajo así como a los clientes habituales y este día a día será el que nos irá contando la autora. Eso sin olvidar su vida privada, que también tiene tela, ya que Nick no pega ni palo, solo se aprovecha de ella y encima no deja de meterse en problemas, ya sea vendiendo drogas como vendiendo material robado. El tío tiene una jeta de cemento armado. Su relación amorosa resulta casi igual de adictiva que sus peripecias laborales.

En estos 7 números veremos cómo Melody pierde el trabajo, cómo se monta una orgía con una compañera y su novio, o cómo se convierte en el «regalo de cumpleaños» de un marido rico a su esposa caprichosa, que tienen un cuelgue mental de órdago a la grande y pretenden utilizarla como una especie de esclava sexual… hasta llegar a trabajar en el peor club de la ciudad donde las chicas, además de bailar, se prostituyen, cosa que Melody desconoce.

Melody Diario Stripper

Y todo esto, la joven Sylvie lo cuenta con una naturalidad pasmosa, a veces rozando la ingenuidad. No juzga su situación, no juzga a su novio, no juzga a sus clientes o compañeras de trabajo. Se limita a narrar lo que sucede ya que parece decirnos directamente que esta es su vida y ha decidido vivirla así. En una reciente entrevista le preguntaban si volvería a hacerlo, a lo que ella respondía que no, pero que en cualquier caso, ella no había sido infeliz ni se había sentido desgraciada durante esa época.

Pero insisto, nos encontramos ante una narradora natural que parece nacida para escribir tebeos. Llegas a conocer a los personajes, amarlos, odiarlos, apiadarte de ellos. Y todo con una economía de medios pasmosa porque, si os fijáis en el dibujo, obviamente ofrece un trazo de lo más amateur, pero que sirve a su vez para dotar de autenticidad a la obra, ya que una cosa es el trazo y otra, la composición y la narrativa, donde es una maestra.

Datos técnicos y lugares de compra

  • Título: Melody. Diario de una stripper
  • Autor: Sylvie Rancourt
  • Traducción: Silvia Autsaider
  • Fecha de publicación:  24/02/2022
  • Editorial: Autsaider Cómics
  • Idioma: Español
  • Género:  Slice of life / Autobiografía
  • ISBN: 978-8412330250

 

Cómpralo en Todostuslibros.com

o en Amazon

Deja un comentario